Adaptación perro adoptado, Adopción perros

Adaptación de un Perro Adoptado

En el momento de adoptar a un perro estás contribuyendo de una manera muy positiva a la sociedad pero principalmente a la vida del perro adoptado. Sin embargo hay cosas a tomar en cuenta ya que la adaptación de un perro adoptado es muy larga, principalmente por experiencias pasadas malas como en el caso de perros callejeros o abandonados. No es un secreto para nadie que los perros sufren en la calle, la gente los trata mal, les pega e incluso llegan a extremos de querer matarlos de la forma más cruel posible. Hoy en este artículo te daremos a conocer lo que debes de tomar en cuenta en el largo proceso de adaptación de tu nueva mascota.

La vida antigua del perro

La antigua vida es algo que hay que tomar muy en cuenta en la adaptación de un perro adoptado. Si se trata de un animal que ha sido callejero va a tener experiencias pasadas muy malas y es muy normal que en principio no quiera que te le acerques o lo acaricies, ya que tal vez nunca recibió una caricia de nadie. Puede que nuestra nueva mascota haya pasado por hambre, frío y tratos pésimos por lo que debemos de tener paciencia en ese sentido y de algún modo ponernos en el lugar del can. Algo tan simple como el estar perdido es algo muy traumático para el perro ya que se trata de un animal social. A pesar de todo no debemos confundirnos, debemos de tratar con mucho cariño a nuestra nueva mascota pero también con firmeza, para que sepa y siempre tenga presente cuál es su lugar dentro del hogar.

adaptación de un perro adoptado

Uno de los primeros pasos en la adaptación de un perro adoptado es darle mucha tranquilidad a nuestra nueva mascota, no es bueno llevarlo a conocer gente nueva desde un principio o si hay niños en casa, hay que explicarles que el perro está cansando y no agobiarlo, en general podemos decir que el cambio debe de ser lo menos estresante posible, para evitar inconvenientes e incluso hasta accidentes. De igual forma se debe de proporcionar al perro desde un principio, un lugar para comer y para dormir. En cuanto a los paseos que puedan surgir, los primeros deben de ser cortos ya que es muy normal que el animal aún esté asustado. Por eso el dueño debe de asegurarse de llevar un collar y una cadena resistente, porque un perro asustado puede correr y perderse, lo que no queremos que pase, por esta misma razón no hay que soltarlo en los primeros paseos que se lleguen a dar. Poco a poco se les debe ir soltando, cuando el dueño vea que el perro ya tiene más confianza y ya no está tan asustado como al principio.

Un perro rescatado del abandono puede llegar a mostrarse temeroso y hasta agresivo con las personas que no conoce, es por eso que hay que tener mucho cuidado en este sentido. En la calle, si una persona trata de pegarle a un perro este se va a defender y morder. En casa en cambio un visitante no va a pegarle a un perro, menos si el dueño se encuentra presente, pero esto es algo que los animales rescatados no saben y tienen que aprender con el tiempo. Toda la adaptación del perro adoptado es un proceso que culmina en la confianza y cariño del perro hacia su dueño y a las personas que lo rodean, pero todo lleva su tiempo y no se da de la noche a la mañana. Un buen consejo para que nuestra nueva mascota deje de tener miedo a desconocidos, es que en el momento de que nos encontremos con personas que el perro no conoce, los saludemos de manera efusiva y despreocupada, esto va a transmitirse al perro y sabrá que se trata de alguien en quién puede confiar. Las personas desconocidas no deben de acercarse bruscamente al perro, en cambio deben de ofrecerle una golosina o algo para poder ganarse su confianza. Otro de los aspectos a tomar en cuenta es que un perro rescatado va a buscar siempre en la basura, aunque esto no es exclusivo de los perros abandonados, por lo mismo hay que enseñarle a la mascota a que se comporte y no haga un desastre en un parque o con un vecino.

También te Puede Interesar

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario