Mascotas adopción

Mascotas en Adopción

Una mascota es un animal de compañía que convive con un ser humano o un grupo de seres humanos, entre las mascotas en adopción más comunes están los perros y los gatos, pero poco a poco han ido proliferando otras mascotas un poco más exóticas y no tan comunes. Este tipo de animales no son utilizados para perseguir beneficios económicos o alimenticios, solamente son usados para el beneficio saludable de una compañía o incluso un amigo, como muchas personas manifiestan. Muchos de los animales de compañía que hoy en día existen son seleccionados gracias a su comportamiento y adaptabilidad, por lo que no veremos a animales muy agresivos sino por el contrario animales mansos, de igual forma veremos a animales que pueden ser capaces de adaptarse a distintos climas y pueden comer una mayor cantidad de cosas, como animales de compañía. Los animales de compañía son muy beneficiosos para la salud, ya que hacen a la persona sentirse ocupada, hace olvidar preocupaciones que puedan existir y evita la depresión, entre otras cosas. Una de las razones por las cuáles los perros ocupan el primer lugar en animales de compañía, es que superan a la mayoría en el tema de adaptabilidad y comportamiento, por lo que podríamos decir que un perro es la mejor mascota que una persona puede llegar a tener.


Mascotas en adopción

¿Qué tipos de mascotas en adopción existen?

El tipo de mascota que vas a adoptar va a depender de tus necesidades como persona y el lugar que dispones para tenerlo. Por ejemplo si deseas un animal que sea muy fiel y que le guste estar contigo, puedes optar por un perro. Si por el contrario te gusta tener cierta compañía, pero no acercarte tanto a tu mascota o no darle tanta atención, puedes elegir un gato como una de tus mascotas en adopción. Otro ejemplo muy claro puede ser el de los peces, es posible que te guste tener un animal de compañía al cuál alimentar, dar mantenimiento al lugar donde vive, en este caso la pecera, pero no deseas establecer un lazo muy fuerte y que sea algo recíproco, tu mejor opción puede ser uno de estos animales marinos. Incluso si tu afición es muy grande, hoy en día existe la posibilidad de tener vida marina en tu casa y dentro de una pecera. Por supuesto esto es algo que no todos pueden hacer, se debe de hacer con mucho cuidado y con la ayuda de especialistas y sobre todo tener un buen capital ya que seguramente la inversión no será nada baja. También hay personas que les gusta cuidar aves, les gusta el canto que estas emiten y les gusta dar mantenimiento y alimentación a estos amigos emplumados, pero hay quienes no les gusta el sonido que emiten. De igual forma pasa con los reptiles, que pueden llegar a ser tan exóticos como un camaleón o una iguana, animales que requieren cuidados especiales y que para muchas personas son poco atractivos para tener como animales de compañía. Por último y por increíble que pueda llegar a parecer, incluso hay personas que gustan de tener tarántulas como mascotas en adopción, algo que para muchos ni si quiera les pasa por la cabeza.

Animales salvajes como animales de compañía.

Por último pero no por esto menos importante están los animales salvajes, muchas personas alrededor del mundo tienen animales salvajes como mascotas, esto se puede dar en diferentes contextos. El primero y el mejor visto sería el de alguna institución que cuente con los permisos necesarios para tener este tipo de animales y cuente con los recursos para poder mantenerlos, en la relación cuidador y animal sería donde se puede dar el lazo que un animal de compañía brinda al ser humano. También en el mejor de los casos es posible tener un permiso especial para tener este tipo de animales, para personas particulares. Claro esto no es algo fácil de lograr y que no en todos los países es posible, incluso las restricciones van a variar de un país a otro. Para finalizar tenemos el contexto menos deseado, personas que tienen animales de este tipo ilegalmente, ya sea como animales de compañía aunque de manera legal o para compra venta, lo que se conoce comúnmente como tráfico de animales. En este blog te invitamos a que no fomentes esta práctica y por el contrario, ayudes en la medida de lo posible para que este fenómeno deje de crecer, ya que pone en peligro las especies y al ser humano poseedor del animal.

No Hay Comentarios

Dejar un Comentario